Harina de coco

Harina de coco

La harina de coco es una excelente opción para reemplazar otras harinas, por las siguientes razones:

·SIN GLUTEN: Es ideal para celíacos y es menos alergénica que otras harinas.

·RICA EN PROTEÍNA: Es una Buena fuente de proteínas con 18 g por cada 100 g. 

·ABUNDANTE EN GRASA SANA: La harina de coco es grasa en un 14%. En su mayoría (un 65%) es grasa saturada, pero compuesta por ácidos grasos de cadena media con efectos beneficiosos sobre el peso y el colesterol.

·BAJA EN HIDRATOS DE CARBONO: La harina de coco contiene menos hidratos de carbono que otras harinas: el 50% del peso, en comparación con el 74% de la harina de trigo.

·RICA EN FIBRA DIGESTIVA: La harina de coco contiene una media del 30% de fibra. Es un buen complemento para alcanzar el mínimo diario de 30 g que un adulto debe consumir (esto es el doble de la cantidad que consume la media de la población). La fibra se asocia con:

  • Control de peso óptimo 
  • Menor riesgo de cáncer de colon, enfermedad cardiovascular, infartos de cerebro y corazón, y diabetes.
  • Ayuda con la digestión, previene el estreñimiento y favorece el buen estado del microbiota intestinal.

Gracias a las proporciones de fibra y grasa en la harina de coco su índice glucémico es de 51, lo que la coloca en el grupo de los alimentos bajos (menos de 55), que no contribuyen al incremento de los niveles de glucosa en sangre y por tanto sirven para prevenir la obesidad y a la diabetes. En comparación, la harina de trigo posee un índice glucémico de 69, lo que significa que provoca una subida más rápida de los niveles de azúcar en sangre.

¿Cómo usar la Harina de coco?

La harina de coco se puede utilizar tanto en recetas dulces como saladas. No tiene azúcar y ofrece un ligero olor y sabor a coco que combina bien con otros ingredientes en las recetas, es perfecta para hacer panes de textura densa, cupcakes, tortas, bizcochos, galletas, crepes… también se puede utilizar para espesar sopas o para empanar.

Es una harina diferente respecto a las otras harinas, como es rica en fibra, absorbe mucha agua durante la cocción y se comporta como una esponja. Por favor ten las siguientes precauciones:

•Antes de añadirla a la receta se debe remover con un tenedor para que se deshagan los grumos.

 •Se recomienda utilizar la misma proporción de harina de coco que de líquido.

•Adaptar las proporciones para cada receta –como reducir la proporción de líquido– para que el resultado no sea demasiado denso o húmedo. Para recetas de repostería en la que se espera que la mezcla crezca, se puede sustituir un 20% o 30% de cualquier harina de cereal en una receta por harina de coco.

¡Déjanos tu experiencia en los comentarios! y te invitamos a ver las Recetas.

Add Comment

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *